El dilema Paolo Guerrero: dos reuniones fallidas y a la espera de una tercera para definir su futuro con la UCV

Paolo Guerrero sostuvo dos reuniones con Richard Acuña, presidente de César Vallejo, y este miércoles tendrá una más para definir su futuro deportivo. Aquí todos los detalles.

a cobertura periodística desplegada para atender la llegada de Paolo Guerrero al Perú no tiene nada que envidiarle al de una celebridad de Hollywood o al mismo Papa Francisco. La magnitud de su importancia es enorme y basta con ver cómo los medios de comunicación abordaron el antes, durante y después de la ruta del ‘Depredador’ en territorio nacional. Su problema con la Universidad César Vallejo mantiene expectante al hincha común y el interés por saber en qué equipo de la Liga 1 Te Apuesto jugará esta temporada le quita el sueño a muchos amantes del fútbol. Pero la historia todavía tiene para un rato más, porque -tras su primer día en Lima y con dos reuniones fallidas- el delantero de 40 años tendrá una tercera para definir su futuro.

Paolo Guerrero salió del aeropuerto Jorge Chávez pasada la 1:00 pm del martes acompañado de su pareja Ana Paula Consorte. Poco después subió a un auto oscuro que lo esperaba cerca de la puerta, con su abogado Julio García dentro del vehículo, y frente a un mar de aficionados que esperaban obtener alguna firma, una foto o un saludo personalizado del goleador histórico de la selección peruana. No declaró en ese lugar, pero sí lo hizo poco después. “Vengo a conversar”, fueron las palabras del ‘Depredador’ al periodista de Latina, en plena avenida Faucett, y antes de su primera reunión con los directicos de César Vallejo.

Más allá de la importancia de esa cumbre, lo que inicialmente sorprendió de Paolo Guerrero fue el cambio de su actitud confrontacional por una más conciliadora. Ya no mostraba esa postura enérgica que todos vimos cuando empezó su tour de entrevistas por diferentes canales o espacios periodísticos la semana pasada; ahora permanecía tranquilo, sereno y confiado en resolver pronto su situación contractual con el club trujillano. Precisamente, ese fue el motivo de su llegada al Perú y por eso solicitó una reunión con Richard Acuña, presidente del cuadro ‘poeta’, para decirse las cosas cara a cara.

¿Por qué no hubo acuerdo?
La primera reunión del día aconteció en San Isidro, con Paolo, Richard, los abogados de ambas partes y un invitado más que nadie tenía mapeado. Agustín Lozano, presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), estuvo presente por decisión de los involucrados como una especie de intermediario para acercar sus posiciones sobre el tema en discusión. De hecho, la relación de Guerrero y Acuña con el titular de la Videna es cercana.

Con Lozano de mediador, Guerrero expuso sus argumentos y las razones por las cuales desistió jugar por César Vallejo. El futbolista dejó en claro que las extorsiones y amenazas contra los miembros de su familia son reales y que así es difícil concentrarse únicamente en jugar fútbol. También pidió que se entienda su decisión de renunciar al club, ya que su prioridad era velar por la tranquilidad de los suyos. No obstante, y más allá de la empatía que Acuña mostró por la situación familiar del jugador, mantuvo siempre su posición de contar con él en el equipo. El presidente ‘poeta’ le garantizó que tendrá todas las medidas de seguridad en Trujillo y que su presencia forma parte de un proyecto deportivo que se pretende construir en torno al ‘Depredador’.

Si bien la reunión fue simple y concisa, no hubo acuerdo final. Fue un primer intento de acercar posturas, de escucharse y entender cuál era el malestar de ambas partes. Sin embargo, por la noche del martes, Guerrero y Acuña volvieron a juntarse en la casa de Doña Peta, madre del futbolista, con la misma intención de encontrarle solución al problema. No se puso sobre la mesa la disolución del contrato de manera directa, ya que los dos mantienen firme su decisión hasta el momento; pero de eso depende cuántos capítulos más tendrá esta novela.

¿Cuáles son los escenarios de su futuro?
Es más, este miércoles, Paolo y Richard acordaron volver a reunirse y llegar a un acuerdo pronto; pero no está garantizado que el panorama ocurra de esa manera debido a las posturas que ambos vienen demostrando. De hecho, el ‘Depredador’ tiene distintos escenarios al frente. Sin duda, el mejor es quedar liberado y tener luz verde para vincularse con otro club que desee (algo poco improbable debido a la posición de Acuña y su intención de contar con él en César Vallejo). Y el peor, al menos para el futbolista, es cumplir con su contrato y sumarse en los próximos días al plantel que dirige Roberto Mosquera.

Pero en medio de eso hay otras posibilidades que no son descabelladas plantearse, como el hecho de que Vallejo negocie directamente con el club al que Guerrero quiere ir; es decir, al tratarse de un jugador suyo, el cuadro ‘poeta’ puede tomar esa atribución y vender a su futbolista a un precio que considere justo. Asimismo, está el hecho de resolver el contrato bajo las condiciones que el club vea pertinentes, como la garantía de que el ‘Depredador’ no juegue por ningún otro equipo de la Liga 1 Te Apuesto y, a la vez, hacer el pago de una indemnización por daños y perjuicios.

Sea como fuere, que ambas partes se reúnan de manera presencial es un aliciente para resolver esta situación. Si se quiere llegar a un acuerdo, uno de ellos tiene que ceder o, al menos, encontrar un punto medio en el que ninguno salga perjudicado. Sin embargo, el tiempo corre en contra para Guerrero, quien necesita tener actividad futbolística otra vez para ser considerado por Jorge Fossati, técnico de la bicolor, en los próximos compromisos que disputará este año.

Mosquera y la necesidad de contar con un ‘9′
En la práctica de este martes, el técnico de la César Vallejo, Roberto Mosquera, se dio unos minutos para conversar con los periodistas que asistieron a la Villa Poeta. Entre los temas que tocó, además del presente del equipo (va en el puesto 13 de la tabla de posiciones, con una victoria, un empate y dos derrotas), fue la necesidad de contar con un delantero de área.

“Estamos conformes con los refuerzos que han llegado este año, pero es obvio que hace falta un ‘9′, a pesar de que Osnar Noronha y Yorleys Mena son muy buenos jugadores, pero vemos que en todos los equipos hay delanteros que son de área”, señaló el estratega peruano, en diálogo con la prensa. Sin embargo, al consultarle directamente sobre Paolo Guerrero, optó por despedirse.

El DT de la Selección Peruana sigue de cerca el caso
El capitán de la Selección Peruana y uno de sus delanteros principales, Paolo Guerrero, aún no llegó a un acuerdo con la Universidad César Vallejo, club que lo fichó para esta temporada (el ‘9′ confirmó que no irá a la institución trujillana debido a las amenazas que hubo contra su familia). En medio de todo ese contexto, Jorge Fossati sentó una postura al respecto.

“Lamentable, desde todo punto de vista. Lamentable por las razones que no puede venir o que piensa que no debe venir y que no tenga un equipo ya. Ahora, mirado como técnico de la selección, preocupa que no tenga un equipo y que esté ya entrenando con un plantel y jugando, eso era -para mí- lo que me tenía más contento, que un jugador de su importancia estuviera activo”, sostuvo el DT en diálogo con Infobae.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *